Artikel_Header_1920x600_MODUS-Brausethermostat

Termostato de ducha MODUS de SCHELL: Protección fiable frente a escaldamientos y quemaduras

Tiempo de lectura: 5 minutos

El termostato de ducha MODUS de SCHELL ofrece el máximo confort y una protección fiable durante la ducha, ya que garantiza una temperatura del agua constante durante el uso y la posibilidad de ajustarla con precisión. Además, gracias a las tecnologías ThermoProtect e IsoBody, cuenta con protección antiescaldamiento y antiquemaduras. Esto es fundamental, sobre todo, para los niños y los usuarios con capacidad de reacción limitada (por ejemplo, en hospitales, guarderías o centros asistenciales), ya que estas personas requieren la máxima protección en la ducha. Por ese motivo, el termostato de ducha MODUS de SCHELL es la solución ideal para la construcción sin barreras. 
 

Duradero y de fácil ajuste gracias a su manejo intuitivo

Al estar fabricado enteramente en metal, el termostato de ducha MODUS de SCHELL dispone de protección antivandalismo y es extremadamente robusto y duradero. Esto supone una gran ventaja principalmente en los espacios (semi)públicos y comerciales, donde, por desgracia, el vandalismo siempre hace acto de presencia. Otra ventaja es su manejo intuitivo: el termostato de ducha MODUS de SCHELL destaca por un diseño muy estudiado, sobre todo de la manilla y el marcado. El pequeño ángulo de giro y los intuitivos pictogramas permiten realizar los ajustes necesarios de manera muy cómoda y sencilla. 

La tecnología ThermoProtect protege frente a escaldamientos

El termostato de ducha MODUS de SCHELL está equipado con la tecnología ThermoProtect para ofrecer una fiable protección antiescaldamiento. Durante el uso normal, la temperatura del agua del termostato de ducha se puede ajustar a un valor máximo de 38 °C. Este valor se puede aumentar hasta el tope de 43 °C pulsando el correspondiente botón de bloqueo de la temperatura. Incluso si se interrumpe el suministro de agua fría o si la presión del sistema sufre oscilaciones, la temperatura del agua no rebasará los 43 °C. Gracias a ello, los usuarios siempre están protegidos de forma fiable frente a escaldamientos, lo que resulta ideal para niños y usuarios con capacidad de reacción limitada. 

La tecnología IsoBody minimiza el riesgo de quemaduras

Para evitar no solo los escaldamientos por agua demasiado caliente, sino también las quemaduras con la carcasa caliente, el termostato de ducha MODUS de SCHELL está equipado además con la tecnología IsoBody. La carcasa está aislada térmicamente, por lo que no se calienta, sino que se mantiene a la temperatura ambiente, con lo que se minimiza notablemente el riesgo de quemaduras. Los usuarios pueden moverse libre y despreocupadamente en la ducha, ya que el contacto con el termostato de ducha MODUS de SCHELL no representa peligro alguno. 

Protección integral al combinarlo con el mezclador de maneta sencilla MODUS de SCHELL

Para garantizar una protección integral en los espacios sanitarios de los centros asistenciales o guarderías, los mezcladores de maneta sencilla MODUS de SCHELL con cartucho termostático también están equipados con la tecnología ThermoProtect. Gracias a ello, los escaldamientos también se pueden evitar de forma fiable en el lavabo.